Sobre Nosotros

 

La oBeja roller nació en un rebaño de patinadoras, pero ella nació distinta. En su rebaño ella era la única oveja negra, la única oBeja roller.

 

Incomprendida por el simple hecho de ser distinta a las demás, nuestra oBeja roller decide saltar todas las vallas de la granja, y lo hace más alto y más rápido que cualquiera de las ovejas blancas.

 

La oBeja brinca y se desliza ante el asombro de las otras ovejas que, aún compartiendo el mismo corral, se niegan a aceptarla. Ser una oveja negra significa ser distinta al resto, ser original y estar orgullosa de ello. 

 

Por eso, nuestra oveja negra patina en esos spots que las ovejas blancas ni se fijan, y llega a donde ninguna oveja blanca puede imaginar… Por eso y porque es roller ¡Claro!